miércoles, 19 de octubre de 2011

Recordando al Gallego Molineri

Hace poco lo mencionaron como el "fallecido ingeniero Juan Carlos Molineri" a propôsito de una crîtica que hizo por ese abuso de los colegios profesionales de repartir tîtulos excesivos entre sus asociados. Ahî leo que el Gallego decîa que  "si a los que no son doctores les llamamos doctor, entonces ¿cómo tenemos que llamar a los que tienen título, doctor al cuadrado?  Así pues al que tiene título de doctor ¿habrá que decirle "Doctor doctor"?"...solîa ser irônico, con un buen sentido del humor y observador...muy observador.
Lo conocî a poco de llegar a Tucumân, allâ por 1950. Su abuelo tenîa un negocio de venta de alpargatas y zapatillas (no eran Nike...) y el pendejo iba a visitar muy seguido a su abuelo. Toda mi familia vivîa entonces en un hotel frente a la Plaza Alberdi, en la misma cuadra del negocio de don Tabernero (creo que ese era su apellido), padre de la mamâ del Gallego Molineri.
La casualidad nos puso en el mismo colegio cuando llegô la hora del secundario y mi familia ademâs, se fue a vivir a 4 cuadras de su casa paterna. Juntos tambiên hicimos militancia estudiantil, en los tiempos en que comenzâbamos a perder esa calidad educativa estatal y laica que nos distinguîa de entre los otros pueblos de nuestra Amêrica, la del centro y la del sur. Nos distinguîa pero no nos separaba, eso fue importante. El Gallego Molineri fue un compañero estudiante ejemplar, en las buenas y en las malas. Su mano y su solidaridad estaban siempre disponibles, y dejô su huella en el Instituto Têcnico de la Universidad Nacional de Tucumân.
Fuimos muy amigos aunque no nos veîamos seguido. Compartîamos valores y visiones muy similares aunque los gustos y preferencias personales fuesen casi opuestos. Fuê un gran tipo, una muy buena persona, noble y franco. Fuimos amigos.
No me acuerdo durante cual dictadura puso el hombro para reclutar militantes y activistas para armar el primer equipo de solidaridad con el pueblo de Vietnam. Se involucrô, arriesgô opiniones frente a conocidos suyos de muchos años, que se sorprendîan de verlo en esa ruta, pero lo hizo -desde su convicciôn muy firme- solo para ponerle el hombro a ese amigo, embriôn avanzado de militante que vendrîa a ser yo. Pasada esa breve epopeya volviô a lo suyo con la misma naturalidad con la que lo vî levantar esa bandera que nos juntô casi de modo permanente por espacio de algunos meses.
Mientras estudiamos en el mismo colegio y vivîa cerca de su casa, solîa ir muy seguido solo para charlar. Su padre, un fogoso luchador sindical peronista, que la dictadura fusiladora de 1955 dejô cesante por resoluciôn del interventor de la Universidad, se habîa convertido casi en un oraculo para mî. Ese hombre, hijo de inmigrantes suizos, habîa tenido un respetable establecimiento metalûrgico con una buena dotaciôn de obreros, y entrô en contradicciôn entre sus intereses patronales y su conciencia clasista. Intentô convertir esa empresa en una cooperativa con iguales derechos para todos los que allî trabajaban, y la experiencia terminô en la quiebra del establecimiento...
Ingresô entonces como obrero a los talleres de la Universidad Nacional de Tucumân, donde llegô a ser delegado y dirigente sindical. Era peronista hasta la mêdula, pero no comîa vidrio...razonaba y era racionalmente crîtico con su propio partido. Era un militante honesto. De esos raros dirigentes sindicales que se empobrecen patrimonialmente mientras crecen moralmente. Eso me constaba ya que me daban acceso a su intimidad familiar, que incluîa una madre dulce y afectuosa para quien su esposo y sus 2 hijos eran su mundo. En ese crisol sôlido y radiante se forjô ese Gallego Molineri que conocî.
Luego fue el Ingeniero Juan Carlos Molineri, que una vez casado con su Nilda de la adolescencia, y por no frecuentar los mismos cîrulos, nos veîamos esporadicamente.
En un tiempo increîblemente breve yo -que continuaba tras la misma estrella- empecê a estar tiempo fuera de mi terruño, hasta que todos los terruños que me albergaron fueron uno solo, y la nostalgia se hizo permanente al pasar de uno a otro. De cada uno conservo paisajes, olores, ruidos, voces, caricias y furia. De cada uno aprendî lo compleja que es la vida, tambiên a no hablar de mi sufrimiento habiendo visto el de otros, que a pesar de ello me sonreîan...a darle valor a cada criatura viva porque en cada una de ellas estâ todo el universo y las estrellas...
Estando un tiempo en Buenos Aires me entero por los diarios que ese amigo de la infancia se habîa estrellado con un aviôn de Agua y Energia (empresa del Estado todavîa...) en la selva tucumana. Que injusto y ridîculo destino para un hombre al que no le conocî ni un gramo de maldad...deberîa habe algo que brille en el cielo que lleve su nombre.
¿Porquê esta evocaciôn hoy?...por asociaciôn de ideas viendo como otra vez el mundo de los humanos necesita el recambio de paradigmas, y quizâs hagan falta muchas mas personas de la calidad del Gallego...

jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Matar una mariposa antes de llegar la primavera?

"el destino de tu nombre fue final
  la luna aquella ya no alumbra más,
la hembra cerró su vientre
y por la frente se desangrô,
dejô sus huellas hacia al norte,
buscô camino para allá morir
y como madre llorô también su mal"
(ANTIGAL, Ariel Petrocelli y Daniel Toro)


Hasta la fonêtica del nombre recrea el minuto de horror apocalîptico...Casilda...Candela.
Pero han caîdo muchas hojas del almanaque, es otra geografîa, otra historia, otras reglas...
Fue ese minuto fatal de estar en lînea cuando entrô la noticia y en un viaje sin tiempo ni espacio estuve allâ de nuevo...Amanda y la pequeña Casilda inermes donando su vida y su sangre...solo por probar que podîan...

Habîa otras reglas y las cumplî, no mandê cumplirlas...estas tragedias que me atravesaron eran mandatos personales... Casilda no volviô de su martirio incomprendido ni Amanda retomô sus responsabilidades...conocîa los riesgos. Casilda no.

Desde entonces en cuestiones de sangre y poder las palabras justicia o hasta venganza no tienen sentido. No reponen nada. Ni acâ ni entonces allâ. Eso sirviô para los rituales, para mezclar la sangre de una mariposa con la de sus verdugos...era el castigo establecido y asî fuê cumplido...habîa que respetar las leyes ancestrales de quienes nos hospedaron y hermanaron...

Aprendî a vivir con eso, si es que de veras se puede aprender. Pero los otros vieron que despues no cambiô nada en ese damero infernal...y hasta se tuvieron que ir antes, a sus casas, a sus tumbas, a esconderse en la selva...a escapar de la furia que habian desatado. Sembraron mas que vientos y ahora les llegaba la cosecha que no querîan levantar.

No pude contener lâgrimas ni ira por unos largos minutos...la nociôn de donde y cuando se hizo vaga y mi racionalidad tuvo que transpirar bastante para devolverme a esta realidad, la de hoy, la de ayer mismo...horas despuês estaba otra vez de duelo, me habîan matado otra hija...ya se me irâ pasando con los dîas, ya diferenciarê las cosas...

Constatarê que no hay acero a la mano y no existe ningûn ritual para mî hoy. Candela seguro que tampoco conocîa los riesgos. Alguien tendrâ que vivir con esa piedra atada a su conciencia...y yo tengo que asumir la ajenidad con este horror, hasta reducirlo a la del repudio que la sensibilidad admite sobre seres extraños o lejanos. Asî es la vida.

Traigo a Paul Eluard -que mejor para el momento- que describe "Para el destino de la siempreviva / La flor hecha como una muerta / La flor ruin de la perfecciôn"
Siempre he desconfiado de lo perfecto...claro que estas hijas no lo fueron...ni siquiera les dieron esa oportunidad.


lunes, 15 de agosto de 2011

Y ahora tuvimos elecciones primarias...

Ahora no solo tenemos elecciones, sino tambiên "primarias"...como en los paises importantes del mundo...
Tomo la frase de una escena de "Bye Bye Brasil" aquella realizaciôn del buen cine brasilero (o brasileño...habrâ que ver esto...) que allî se relacionaba con simular que nevaba...como en los paises importantes del mundo...
No veo que este acto haya modificado la realidad, aunque si confirmado cuanto mienten los actores de la escena polîtica, todo ese entramado de referentes partidarios, candidatos, notables, asesores, consultores, publicistas, voceros, periodistas y una mâs extensa lista de especialidades en las que debo actualizarme.
Curiosamente, digo por el grado de penetraciôn cultural de esa consigna italiana de "piove, governo ladro", me sorprendo al verificar que quienes menos mintieron fueron la Presidente Cristina y todos sus colaboladores... efectivamente se llevô el 50% de las voluntades que emitieron su voto. No es moco de pavo... si bien este es formalmente su primer mandato, en los hechos es la continuaciôn de los primeros 4 años de Nêstor Kirchner, y despuês de 8 años con el consiguiente -y natural- desgaste, Cristina sigue con la batuta en el atril contra viento y marea...
En este pais pasan demasiadas cosas por minuto y es complicado mantener la atenciôn sobre lo importante...siempre hay algo accesorio que entretiene y distrae. A veces por casualidad y otras por causalidad.
Quizâs por eso tuvieron que pasar 8 años para que le preste atenciôn analîtica al tema del fenômeno Nêstor y Cristina... a quienes confieso no haber votado nunca.
Nada personal, es que no tengo identidad peronista pero tampoco prejuicios antiperonistas. Hubiera sido muy loco no votar por Perôn - Perôn en 1973 pese a los nubarrones de catâstrofe que estaban a la vista. Y muchos no vieron que se podîa hacer la noche como finalmente ocurriô en 1976.
Vuelvo al 2003. Mi conocimiento del perfil de NK era pobre: algunas buenas cifras de su gestiôn provincial, escasîsima presencia en el escenario nacional y algunos retazos de informaciôn sobre su trayectoria, con las obvias luces y sombras. Como nunca he votado especulando que suba o baje el dôlar, ni por plata dulce que no existe y otras variantes del folklore autôctono, no me quedaba otra que atenerme a mi arcaico hâbito de votar buscando empatîa ideolôgica con el candidato. Por ese lado no pude detectar casi nada de NK: no fui a ninguno de los actos en los que hablô y las escasas apariciones televisivas no me dieron ninguna pista. Estâ claro que no soy perspicaz y fui a votar como quien cumple una rutina sin efectos ulteriores puteando bajito porque Duhalde nos forzaba a todos a dirimir una interna peronista.
Cuando llega la segunda vuelta, Menem me ahorra el trajîn de volver a votar, ya que ahî NK era mi ûnica opciôn.
Lo dije varias veces en los foros en los que participê: hizo una gestiôn destacada, tuvo coraje polîtico -lo que no es poco en medio de una casta de cortesanos a candidatos de cualquier cosa blandengues y panqueques-, dejô plasmadas reformas importantes que mejoraron la vida de muchos compatriotas, pero (los jodidos siempre tenemos un pero...) siempre lamentê su limitaciôn ideolôgica para dar ese paso que no diô Perôn, ni ninguno de los caudillos con gran poder y ascendencia sobre las mayorîas, que nos permitieran saltar cualitativamente al podio de las naciones que efectivamente se desarrollan. Me refiero -siempre- a modificar el anacrcônico rêgimen y estructura de tenencia y propiedad de la tierra productiva o potencialmente productiva. Dar una respuesta propia al uso de la tierra es un paso decisivo en la vida de cada pueblo, y establece la magnitud de los cambios posibles hacia la meta del bienestar y progreso material de las mayorîas sociales. Esa tarea sigue inconclusa en la Argentina, en cuyo territorio campea el latifundio y el modo de producciôn llamado "prusiano", frente al cual languidecen los pequeños chacareros y productores agropecuarios, sin peso econômico ni polîtico para forzar tamaño debate. Tengo en claro que el abordaje de este debate viene precedido de prejuicios reales o invocados para asustar, que presentan la cuestion como el inicio de una revoluciôn bolchevique, pero mis ejemplos mas inmediatos son los EE.UU. y Francia...
Esta pâgina no incluirâ descripciones, argumentos ni ideas siquiera sobre el fondo del tema, solo explico en quê punto mi voluntad de ciudadano votante se distanciaba de Nêstor Kirchner. Vuelvo a decirlo, sin embargo, si êl se hubiese presentado a la reelecciôn lo hubiese votado: un Presidente no es un menû del que cada uno puede poner o sacar facetas, hay que hacer balance, y lo hice en el 2005, cuando resolvî que lo votarîa.
Pero no a CFK...ella era algo diferente en mi opiniôn, y no le veîa el aplomo necesario para asumir la funciôn en una sociedad casi cesarista en el grado de presidencialismo. No entendî -y no lo entiendo aun hoy- el porquê  de ese enroque cuando perfectamente NK podrîa haber gestionado  8 años y luego -con la obra mas afiatada- pasarle el timôn a su esposa. Es legîtimo especular que ella habrîa ganado como ganô ayer. Tal vez haya estado de por medio la cuestiôn de la salud de NK, lo cual es relativo, observando hasta quê punto continuaba involucrado en la gestiôn del gobierno incluso desatendiendo opiniones mêdicas. Las sociedades que dan forma a los Estados hoy no se pueden dar el lujo de dilapidar dirigentes como êl, sea cual fuere su trayectoria y conducta...parece que va a costar que las mayorîas y las minorîas tomen conciencia de esto, porque nos siguen ganando los prejuicios y la visiôn mezquina y maniquea de la construcciôn social.
Bueno, el caso es que tampoco votê ayer a CFK pese a que me fascina su velocidad intelectual. Sin embargo sigue sin ser mi opciôn el votarla por su entusiasmo en promover una economîa de grandes corporaciones dedicadas a actividades extractivas y otras concepciones de su gestiôn de similar lînea ideolôgica, en el sentido mas semântico del têrmino. Hay historia sobre los resultados a mediano plazo del accionar de estas multinacionales, que dejan tierra arrasada por donde pasan con beneficios siempre escasos y poco visibles. El daño, por el contrario, se registra facilmente y afecta la calidad de vida de quienes habitan en las zonas donde se desarrollan estas operaciones.
No puedo hacer calificaciones con ningûn grado de profesionalidad porque no lo tengo, pero a ella la percibo mucho mas desarrollada intelectualmente que NK -aunque sin la densidad de su voluntad- y es por eso mismo, porque creo que comprende las implicancias y consecuencias que puede tener seguir adelante con esa lînea de gestiôn a pesar de todo, como digo, es por eso mismo que no la votê: percibo que ejecuta un juego de poder arriesgando demasiado como conducta polîtica, y no lo hace solo sobre sus hombros, sino sobre las espaldas de todos los argentinos. Y no estoy seguro que haya ponderado en profundidad la relaciôn del costo y el beneficio en têrminos sociales y polîticos. Intuyo que esto tampoco es una preocupaciôn para êlla, lo cual me parece grave.
Tengo presente que NK tambiên jugaba fuerte, e hizo varios movimientos de alto riesgo. Sin embargo -a mi juicio- tenîa mas certezas que dudas sobre lo que hacîa. Como un experimentado andinista, ajustaba cada clavo de anclaje antes de lanzarse al vacîo confiando en la resistencia de la cuerda...francamente no la veo a CFK revisando el estado de su equipo antes de intentar cualquier salto con el vacîo de por medio...
Como mi suerte personal estâ atada a la de todos los que viajamos la vida en la nave Argentina, ojalâ que esa mayorîa que la votô piense con mayor lucidez que yo. En 4 años, si falla la profecîa maya del 2012, cada uno estarâ haciendo su balance...

viernes, 5 de agosto de 2011

Y la pobreza es la misma...


Las balas protagonizan cada vez mas el tipo de respuesta a la impaciencia de un enorme conglomerado de marginalidad...al que paradôjicamente se le pide "paciencia"...¿cuanta paciencia mas?...llevan generaciôn tras generaciôn aportando una inversiôn casi invalorable...su propia vida !!!...ese es su capital en esta sociedad alucinante de la que solo obtienen una renta en promesas para "el mañana"...ese que nunca llegarâ durante su vida biolôgica y que herederân sus hijos. A los cuales otros administradores les pediran "paciencia"...

¿Quienes son estos inversores que no veo aparecer en ninguna publicaciôn especializada?...

Estuvieron en el Parque Indoamericano hace poco tiempo nomâs, ahora mismo estân en Jujuy y en Tucumân...hace pocos meses estuvieron en Formosa...antes en Neuquên, en Santa Cruz...en tantos otros lugares !!!...¿es que entonces tenemos inversores en todo el pais?... pero los medios y los expertos vociferan que no hay suficiente inversiôn, que no hay clima de inversion...

¿Cuanta sangre mas deben invertir los olvidados? ¿Cuantas otras vidas son necesarias para que empiece a dar dividendos tamaña inversiôn? ¿Esta misma casta de administradores rapiñeros es suficiente garantîa?

En las barricadas de la resistencia estudiantil primero, y la social despuês aprendî las primeras respuestas: "AHORA MISMO !!!... mañana es la mentira piadosa con que se engaña a las voluntades moribundas", asî lo decîa -me enseñaron- Josê Ingenieros.

Del mismo autor leo yo mismo "No hay peores pecados que la servidumbre y la cobardîa"...y pienso en los administradores de un sistema perverso que financia a pequeñas o grandes minorîas postergando sine die a grandes mayorîas, que es lo mismo que decir que toman sus vidas -que consideran inviables e innecesarias-, salvo para reclutar mano de obra que formarâ mas cuerpos para la represiôn de nuevos impacientes que se habrân cansado de aportar años de vida y sangre sus caîdos, hartos de tanta mentira y sometimiento. El aprendizaje se obstaculiza con bombardeo mediâtico, porque no hay nada mas peligroso que las masas pensando...

Corrîa 1958 cuando, como dirigente estudiantil, formê parte del comitê de ocupaciôn que decidiô la toma de los colegios secundarios de San Miguel de Tucumân al aparecer los planes modernizadores-privatizadores nada menos que de la enseñanza pûblica. Tardamos algûn tiempo en entender que ese objetivo -con la trascendencia que tenîa- no era el central, sino solo una cortina de humo que tapaba gigantescos negociados para enajenar el patrimonio nacional. Y aun asî, el movimiento estudiantil aportô sus muertos al largo y empinado camino hacia el estadio de la libertad, que no debe confundirse con minilibertades como la de empresa, de comercio, de mercado y consignas similares destinadas a desvirtuar el significado profundo y definitivo de la libertad, que es el de la igualdad en las oportunidades y el acceso al conocimiento, la elevaciôn de la conciencia sobre el rol de nuestra especie en la biodiversidad, la aboliciôn de la guerra y el saqueo intra e inter Estados y la profundizaciôn cualitativa del concepto integral de democracia como mêtodo de supervivencia armônica.

Volviendo a ese 1958, decîa, y sin saberlo, concurrî a mi bautismo de fuego en la calle Muñecas entre Côrdoba y Mendoza...a la marcha bullanguera de mocosos insolentes de colegio secundario, la policîa de Tucumân respondiô con la contundencia de balas calibre 45 luego que la manguera de bomberos no pudiese apagar tanto fuego juvenil...el inolvidable sargento Sotelo, autor de los disparos, fue inmortalizado al igual que sus vîctimas por el genial fotôgrafo de La Gaceta, Fonts...a quien esas imâgenes le valieron -merecidamente- el premio Pullitzer (¿se escribe asî?). ¿Sotelo?... siguiô prestando servicios sin inconvenientes en la jefatura de policia que comandaba el inefable funebrero Juan Marîa Fortassin...

La historia de las balas y la sangre derramada no empezô ni terminô allî -lamentablemente- en esta Argentina en formaciôn. Sin embargo ahora reflexiono que los reclamantes êramos parte incluîda de la sociedad. La mayor parte pibes de clase media, peso mas peso menos.

De cierta manera no reclamâbamos inclusiôn. Salîamos a defender lo que tenîamos y a tomar conciencia, a valorar cuânto era eso y lo terrible que serîa perderlo, para nuestra identidad nacional, para nuestro paradigma como sociedad, con bastantes certezas de un futuro promisorio basado en el esfuerzo colectivo y la distribuciôn -que casi palpâbamos- mas democrâtrica de la riqueza producida.

El efecto de detenerme en aquellos episodios, de los que fui protagonista de la primera lînea, y volver al instante a las balas y la sangre de hoy, es el de una terrible pesadilla...

¿Como y cuando empezamos a perder todo lo que tenîamos como futuro posible? ¿Como y cuando fue que las reivindicaciones pasaron de mas y mejores condiciones analizando incluso el cambio de sistema social, a batallar por ser incluîdos en un sistema anacrônico basado en la superexplotaciôn, la especulaciôn financiera, el robo y la guerra?...nuestros compatriotas hoy claman por eso, y nadie les harâ reproches porque el devenir histôrico mas la defecciôn de buena parte de las clases dirigentes, les ha achicado  el horizonte de sus reivindicaciones. La falta de vigilancia polîtica y social que debieron tener anteriores generaciones, en las cuales  me incluyo, coloca a nuestros hermanos desposeidos en la lînea de fuego, y esto no tardarâ en definirse por la razôn o por la fuerza...

Brecht lo sintetiza mejor..."Verdaderamente vivo en tiempos sombrîos...!Que tiempos estos en que hablar sobre ârboles es casi un crimen porque supone callar sobre tantas alevosîas!"

sábado, 23 de julio de 2011

!CUANTO SE ESCRIBE SOBRE LA POBREZA¡

He pasado por docenas de bloggs y pâginas Web con imâgenes terribles sobre la pobreza. Sin duda impactan mas las que reflejan la pobreza extrema en niños...y peor cuando son niños africanos, de Haitî y otras âreas no ûtiles al sistema de producciôn y consumo globalizado. He leido libros y diarios en papel tambiên al respecto, pero siempre me parece ver los mismos rostros, la misma mirada entre resignada y alguna esperanza...pero no son los mismos rostros, habida cuenta que la esperanza de vida en Africa ronda los 45 años y yo vi por primera vez esas caritas hace mas de 45 años. Y como las he vuelto a ver, en vivo y en imâgenes, deduzco que nuevas generaciones han reemplazaedo a las anteriores en la exhibiciôn de su pobreza, tanto para nuevos estudios y planes de acciôn como para ver de que otra forma pueden ser explotados y saqueados de su habitat, sus recursos naturales, su dignidad en nuestra especie, su derecho a vivir en suma...
Mientras le dan vueltas a tanta sapiencia y planes, y algunos he leido, no veo allî nada que aborde el tema central: el sistema polîtico-social y el modo de producciôn que la globalizaciôn impone con mas fuerza en las sociedades mas dêbiles y disgregadas...¿donde ha quedado el humanismo?...impotente mascullo parafraseando a Clinton: "es el saqueo de la rapiña capitalista estûpidos"...pero que se yo...tal vez los expertos tengan razôn y haya continentes inviables, paises inviables...pero entonces ¿donde ha quedado el humanismo?...

martes, 17 de mayo de 2011

Te lo prometiô Martî...

Recurrentemente me preguntan, mas bien afirman, por cuales razones apoyo enfâticamente la Revolucion Cubana y a Cuba Socialista, cuando -segûn los preguntones- se trata de un hecho fallido que devino en una tiranîa...
Siento estupor e indignaciôn ante tanta deformacion de los hechos, ante tanta deshonestidad intelectual, pero respondo con firmeza que soy solidario de por vida con el pueblo cubano, que ha dado permanentes muestras de coraje y voluntad para salir del estadio de la necesidad para entrar en la esfera de la libertad, para decirlo en palabras del Che. Se trata de saludar el intento historico permanente de luchar para convertirse en una sociedad libre de necesidades e igual en soberania a todas las naciones del planeta, sin abandonar el caracter de pueblo internacionalmente solidario con los otros que luchan por su emancipacion y progreso. ¿Que Cuba tiene enormes dificultades econômicas? ¿Como no tenerlas cuando la potencia dominante del planeta, expansiva, belicista e imperialista le ha declarado un bloqueo que ya dura mas de 40 años? ¿Que se han cometido errores de planificaciôn, de gestion de gobierno? ¿Es que acaso alguien dijo que quienes gobiernan en Cuba son dioses infalibles que carecen de la capacidad de errar?... Pero siempre observo que Cuba tuvo y mantiene capacidad autocrîtica, virtud no muy difundida hoy entre quienes tienen responsabilidades de gobernar. Siempre conviene recordar que "Si cerrais la puerta a todos los errores, tambien quedarâ afuera la verdad" (Tagore)...
Quienes difaman a Cuba Socialista ponen un manto de olvido sobre el piso histôrico desde el que arrancô la Revoluciôn, la enorme capacidad de direccion y gestión que hubo en el llamado perîodo especial, y el sôlido coraje polîtico de toda la dirigencia siempre respaldada por su pueblo...por ello pregunto yo: ¿alguien supone que la Cuba de Martî y Fidel tolerarîa una tiranîa? ¿Creen de verdad que ese pueblo que enviô a sus hijos a respaldar luchas de emancipaciôn como la del pueblo de Angola aceptarîa en su patria a un dictador?
Con las palabras de Julio Cortâzar hoy tambien digo: buenos dîas Fidel !!!